ABBA. 10 de febrero de 2019.

Desde el corazón de cada uno, Abba resuena, para que cada presencia aquí como en todas partes, pueda encontrarse en la dicha de la ausencia, en la dicha de la evidencia, donde no hay ni tiempo, ni espacio, donde sólo la belleza es la justificación y al mismo tiempo la única Verdad...

ABBA. 10 de febrero de 2019.



Bienamados Abbas, en el corazn del Uno, que la paz, la alegra y el gape estn presentes en todos, ms all de toda presencia y en todo momento.

Desde el corazn de cada uno, Abba resuena, para que cada presencia aqu como en todas partes, pueda encontrarse en la dicha de la ausencia, en la dicha de la evidencia, donde no hay ni tiempo, ni espacio, donde slo la belleza es la justificacin y al mismo tiempo la nica Verdad, ms all de cualquier forma, ms all de cualquier color, como a travs de cada uno.

El despliegue de la Verdad se hace en cada uno de nosotros de innumerables maneras, de innumerables descubrimientos, de innumerables confrontaciones, cuya resolucin ser siempre la revelacin cada vez ms magnificada de la inteligencia de la Luz y de la inteligencia del Amor.

A medida que pasa el tiempo, cada uno de ustedes en su camino, mientras caminan a travs de este mundo, se encuentra lo ms cerca posible de la Verdad inefable.

En cualquier circunstancia como en cualquier situacin, en cualquier resonancia como en cualquier oposicin, el nico propsito es esta Verdad, que cada vez ms de ustedes estn encontrando y viviendo, donde no hay cuestionamiento de la Verdad del Ser as como del No-Ser, cualesquiera que sean los elementos que parezcan detenerlos en esta forma de progresin infinita que nunca se secar. Sean cuales sean las formas, sean cuales sean los acontecimientos, que slo pueden crecer como un fuego devorador, como una intensidad extrema del poder del Amor vivido a travs del ser humano, aqu en este mismo mundo, aqu en este mismo lugar, quizs todava inscrito en los sufrimientos que slo son iluminados y vistos.

No importa desde dnde parezca ver y percibir, todo esto es slo una parte del juego, permitiendo la instalacin gradual o repentina del gran Silencio, del cual nada se puede decir y que sin embargo se vive con ms intensidad, no slo en el ser humano sino en todo este mundo como en toda la creacin.

El silencio hace posible acoger, el silencio hace posible encontrar la Evidencia ms all de cualquier deseo, ms all de cualquier historia, como a travs de cualquier proyeccin o miedo.

Silencio.

La inteligencia de la Luz y del Amor, no a travs de hermanos y hermanas, sino entre hermanos y hermanas, en esta humanidad, crea este fuego, este fuego de Amor, que ya comienza a quemar en muchos de vosotros los ltimos hbitos, los ltimos elementos de renuencia, inscritos por el sufrimiento, en el pasado, en la historia, la vuestra y la de este mundo.

La resolucin se hace en silencio, ms all de cualquier palabra, ms all de cualquier presencia, donde nada puede ser identificado como fuente o como persona.

Silencio.

As es como se realiza la travesa. La atravesada de los sufrimientos y de los vagabundeos, la atravesada de lo que te tiene, la atravesada de lo que te retiene y sigue violando la ley de Uno y la libertad del Amor, como la libertad de la forma, para encontrarte a ti mismo ms all de cualquier identidad, a travs de tu humanidad, a travs de tu sencillez, a travs de lo que la Vida te ofrece o de lo que la Vida te presenta.

As, el cara a cara se resuelve con una gran carcajada, a veces precedida como sufrimientos finales o resistencias finales que no son ms que lo que hay que ver, no juzgar, no detener, sino amndolo bien.

Este Amor gape, que no conoce historia y sin embargo est impreso en su historia colectiva de la Tierra, no puede ser comparado o medido. No importa cun intenso, no importa qu fuegos nazcan en ti, ellos son slo fuegos de alegra y gozo. No importa lo que pienses, digas o experimentes en el momento, no puede haber fracaso, no puede haber duda sobre el resultado, que es la libertad.

Y es precisamente la distancia que os parece que existe entre la humanidad y la eternidad, que a veces todava puede presentarse como sufrimiento o resistencia, pero que slo necesita ser atravesada, amada y aceptada, para que lo inaceptable os muestre por s mismo la fatuidad e inutilidad de cualquier postura as como desde cualquier punto de vista, como desde cualquier resistencia.

As es como la historia se rinde, as es como el pasado y el futuro ya no pueden impedir la presencia del presente y su intensidad. En el aqu y ahora de vuestra presencia y ausencia y a travs de este cuerpo de carne, para que sea iluminado desde dentro, dndoos a ver, aceptar y vivir que nada de esto dentro de la conciencia puede representar nada ms que un juego perpetuo entre los diferentes aspectos de ella, conducindoos sin embargo al borde de vuestro corazn y al borde de la alegra.

En la aceptacin, la paz se forma y se siente. Esta paz, previa o concomitante con la alegra, que no depende de nada, es la preparacin de vuestra celebracin, no de uno a otro o entre uno y otro, sino a travs de vuestra forma en sus aspectos ms densos, en sus aspectos ms pesados. Porque as la carne es informada ms all de todas las formas, porque as la Verdad se despliega, independientemente de todas y cada una de las razones y lgica, y de cada regla inherente en este mundo y en cada mundo.

La totalidad de lo que eres ms all del ser se revela en cada momento y en cada circunstancia desde el momento en que el observador se convierte en el Soy eterno, que ya no puede interactuar, sino que simplemente atraviesa con felicidad todo lo que se presenta en la pantalla del cuerpo como en la pantalla de tu vida, como en la pantalla del mundo.

As, en este instante presente, que abarca todos los tiempos, para conjugarlos con el presente, se encuentra en cada uno de nosotros, desde el momento en que ustedes estarn reunidos en el nombre de Cristo, en el nombre del Amor libre. Este encuentro es un encuentro de libertad, un encuentro de alegra y gozo, desde el momento en que todo lo que se ve es atravesado y reabsorbido, no por ninguna voluntad, sino por la evidencia de lo que se juega, por la evidencia de lo que se representa, lo que te lleva, de nuevo de manera inexorable e infalible, a la verdadera desnudez, al verdadero gran Silencio, donde nada ms de lo que pareca obstaculizarte o limitarte, puede interponerse, si no es precisamente quemndote a ti mismo.

Ya sea en la oposicin o en la aceptacin, quiero decir con esto que incluso la acogida e incluso el sentimiento de acogida, ya no depende de ti o del otro, sino simplemente del Amor, ms all de cualquier personaje, de cualquier historia, as como de cualquier futuro.

Entonces, la evidencia no est en palabras, la evidencia est en silencio, la evidencia est en que tiene lugar en la interfaz del Ser y la persona, as como en la interfaz del Ser y el No-Ser. Deja que lo que se desarrolla sea, deja que la Vida te viva. No tienen ms remedio que ser libres, no tienen ms remedio que aceptar quines son, lo que sea.

Entonces, la ligereza de la alegra, la intensidad de gape, vendr naturalmente por s sola para resolver lo que pareca no resuelto, y que simplemente no ha sido devuelto al instante presente, el de la Eternidad.

Sea lo que sea que se vea, lo que sea que se perciba, sean cuales sean las penas, sean cuales sean las dificultades, estos elementos no estn ah para reprimirte, sino evidentemente para liberarte. Libres de vosotros mismos, libres del otro, porque el verdadero Amor es libertad. Es natural y espontneo. Este es el despliegue completo y total de gape.

Sean cuales sean tus percepciones, sentimientos, visiones, eso no cambia nada. Porque todo contribuye, en algn caso y en alguna percepcin, a conducirte, donde siempre has estado, donde jams te has movido, donde simplemente te habas olvidado de ti mismo.

La inteligencia de la Luz les da la acogida en cada momento y los quiere en su totalidad. Y esta voluntad es evidentemente tambin la misma voluntad que el Soy eterno que se encuentra a s mismo y sale del olvido.

Nunca olvides, como te dijo Bidi, que t no eres el actor, que t tampoco eres el observador. Queda para ti vivir, para muchos todava, dentro de gape, para vivir que la creacin, cualquiera que sea su majestad y belleza, es slo algo que slo pasa a travs de ella. Y lo que eres jams pasar, porque no eres dependiente de ningn ciclo, ni de ningn momento, ni de ningn escenario, ni de ningn mundo.

Entonces, ustedes estn preparados, por la inteligencia de la Luz, para instalar el gran Silencio individual y luego colectivo, con la mayor facilidad y gratitud. Este es el entendimiento, que slo puede ser revelado en el momento que es para ti el nico momento. No de la celebracin de gape, sino del momento en que te celebras a ti mismo, en todos tus componentes, incluso los ms resistentes, incluso los ms dolorosos.

Porque as verificas por ti mismo y en ti mismo lo que realmente eres, y que al final, todo el universo, toda la creacin, todos sus sufrimientos y todas sus alegras, todas las guerras en este mundo, como en el ballet de la creacin, no son ms que diversin. Una diversin a veces siniestra, a veces dolorosa, pero que, una vez ms, cualquiera que sea la intensidad de este dolor, de este sufrimiento o de este desequilibrio, slo traduce y hace experimentar, al mismo tiempo, lo que realmente eres, en alguna apariencia, como en algn cuestionamiento.

Esta evidencia aparece a todo el mundo y nunca ests tan cerca de la Verdad como en el momento en que ves la aparente distancia entre lo que es cierto y lo que est de paso. Pero es precisamente a travs de lo que sucede, que encontramos lo que nunca suceder.

En otras palabras, ests obligado a completar y terminar el juego, porque no hay otra posibilidad y porque lo sabes, digas lo que digas, porque es Verdad.

Silencio.

Como se ha repetido innumerables veces, slo los mecanismos y hbitos, esta vez de funcionamiento ntimo, y no en los hbitos externos, a veces iluminan repentinamente los ltimos elementos inconscientes, o conscientes, que no se haban visto, que no se haban atravesado.

Te recuerdo que no tienes nada de qu huir, nada que rechazar. Porque tan pronto como hay en ti el sentimiento, la impresin o el deseo, incluso la intuicin, en algn lugar, de encontrar un elemento, en tu vida, en tu cuerpo, en tu historia, que te parezca saliente, doloroso o sufriente, ese es el propio mecanismo de resolucin. Esto es lo que se les muestra, esto es por lo que estn pasando.

Una vez mas, les recuerdo que no tienen nada que lograr. No requiere ningn esfuerzo, excepto aceptar, acoger sin restricciones, algn humor, alguna emocin, algn estado de nimo, algn estado de emocin, con la misma gracia, mostrndote as, en los mecanismos ntimos que tienen lugar en ti, donde ests, y no en lo que eres. Porque quien eres, en la presencia infinita y ltima del No-Ser y del Ser, al encontrarte con el personaje, se resuelve a s mismo.

No tienes medios de accin, no tienes medios de reaccin, slo tienes todos los medios posibles para aceptar, para descubrir y vivir por ti mismo que la libertad est ah, y en ninguna otra parte.

En este tiempo que vivs, tanto en la Tierra como en toda la creacin que presiona en vuestros cielos, se est realizando la misma Verdad, la de este Amor desnudo que no depende, como he dicho, ni de uno, ni del otro, sino realmente entre lo que puede parecer uno y el otro. Porque al final, no hay ni uno, ni otro, porque en verdad, no hay nadie.





Es en este momento y slo entonces, es que gape te llena ms all de toda alegra, que gape te posee, desde el momento en que captas que nada puede ser posedo, sino simplemente atravesado. Hay tiempo cero, el tiempo del Soy eterno, el tiempo de la Verdad, el tiempo o no ms preguntas de ningn tipo pueden llevarte a cualquier cuestionamiento. Porque en ese momento, real y concretamente, la evidencia se vive en cada mirada, en cada respiracin, donde nada de lo que pertenece al pasado o a cualquier proyeccin puede alterar o distorsionar la Verdad.

La Verdad no depende de una historia o de una resolucin, sino que simplemente resulta de la revelacin de lo evidente, de la revelacin de la belleza y de toda su experiencia.

Silencio.

Y es cuando todo surge, en este momento en que mis palabras tambin surgen, que gape y la Verdad trabajan juntas en la misma sinfona, la de la alquimia, entre el Ser, el No-Ser y tu persona. Esto se hace sin ti, y a travs de ti. Esto se hace en cada momento, desde el momento en que aceptas la bendicin del instante, bajo cualquier circunstancia. Porque en ese momento, gape toma todo su poder e ilumina inmediata y totalmente la Verdad que eres, donde no hay ms discusin, donde no hay ms cuestionamientos, donde todo se plantea, donde has depositado los pesos de la ilusin, tus creencias y tus certezas, como cualquier sentimiento de pertenencia todava en un individuo que ha vivido esto o aquello.

Silencio.

Entonces la danza del gran Silencio te lleva a vivir que all, en el Soy eterno, todo ya ha sido creado, que todo ya ha existido. En ese momento, en ti, resuena el logro que no depende de ti, fuente de alegra, fuente de ligereza, fuente de evidencia. Donde el Amor desnudo no conoce freno ni moderacin, donde el Amor desnudo y el gape se convierten en la espontaneidad de cada instante, de cada momento y de cada circunstancia. En el momento en que ya no hay necesidad de citas, en el momento en que ya no hay necesidad de encuentros, en el momento en que descubres que la perfeccin siempre ha estado ah, sean cuales sean los juegos, los sufrimientos, las formas y los pensamientos o entendimientos.

Esta es la verdadera experiencia que no puede dejar ninguna duda o incertidumbre sobre lo que est pasando y luego instalado. Existe la Gracia de la ligereza y existe simplemente la permanente accin de gracia que ustedes son y que encuentran a travs de esta carne, en todos los ojos y en todas las circunstancias. Porque ninguna mirada o circunstancia puede engaarte ms y ya no puede llevarte a ningn otro lugar que no sea donde ests.

As se resuelve lo que a usted le puede parecer que todava tiene que resolverse, as es la Vida vivida.

En ese momento, notarn fcilmente que el silencio ocupa todo el espacio y el tiempo, y que incluso cuando hablan, en cualquier circunstancia que tengan que hablar, ese silencio acompaa a las palabras, ese Amor es llevado por las palabras, cualquiera que sea el significado de las palabras, cualquiera que sea el significado de lo que se entiende y se escucha, cualquiera que sea el pensamiento de quien emite las palabras. Porque sucede independientemente de las palabras, independientemente de los pensamientos, as como independientemente unos de otros, tan pronto como cada uno de ellos, o cada uno de ellas, experimenta la ilusin de la creacin.

Esto no es un concepto, no puede ser un entendimiento. Esto slo se puede vivir. Y esto se vive. Nadie podr escapar de ello, nadie podr desviarlo, nadie podr cuestionarlo. Muchos de ustedes ya estn experimentando esto y se estn dando cuenta de ello.

Recuerda que la caracterstica de la conciencia es el juego y la creacin. Recuerda que el juego de la conciencia no es ms que todos los elementos que se presentan hoy en da, ya sea alegra, gape, sufrimiento, dolor, resistencia, inseguridad. Todo, absolutamente todo lo que emana de tu conciencia en trminos de pensamiento, energa, accin, lo veas o no, conduce inexorablemente al gape viviente. Incluso dira que hoy, aquellos de nosotros que rehusamos gape, porque no lo vivimos, estamos mucho ms cerca de este momento y de este instante Eterno de lo que pensamos, creemos o vivimos.

Silencio.

As, la verdadera Luz del Amor viene a acariciarte, a envolverte, a cubrirte. Y esto es lo que eres, que viene a cubrir lo que crees que eres y lo revela desenmascarndolo, consumindolo en el fuego de la alegra y el gozo.

Silencio.

Mis palabras se alejan unas de otras, para comprender que el ritmo de la msica y el ritmo de la danza no estn en las palabras, sino en el intervalo de las palabras. Porque en el intervalo entre palabras, el silencio se revela, a travs de las palabras.

En verdad, cada evento, cada experiencia, colectiva, individual, en un cierto lugar de la Tierra, ya sea a travs de la accin de los elementos, o a travs de cualquier conflicto, slo precipita la revelacin y vivencia plena y completa de gape. Absolutamente todo lo dems parecer tan soso y tan alejado de la verdad, que slo se puede ver, que slo se puede estar de acuerdo, con el fin de recuperar la verdadera libertad.

Silencio.

En el gran Silencio, la proyeccin y el derramamiento de la Luz Una cesa. Y es en ese momento cuando te das cuenta, al vivirla, que slo puede emanar de ti mismo. Porque t eres el mundo. Vosotros sois el Camino, la Verdad y la Vida, ciertamente, pero tambin sois la humanidad, en su totalidad, en sus cruces, en sus conflictos, en sus historias, as como en toda la creacin.

Esto es claramente percibido, no por lo que ustedes llaman energa o por su persona, sino que es claramente percibido por la Verdad que ustedes son, a travs de este personaje, as como a travs de cualquier sufrimiento.

Silencio.

En este lugar que est en todas partes y en este tiempo que es de todos los tiempos, y que se puede resumir en el interior de vuestro cuerpo, en el corazn del corazn, ya no puede existir el ms mnimo estado incompleto, ni la ms mnima distancia. T eres todo el juego, todos los teatros, todo el sueo, toda la creacin, que te lleva y te conduce a dejarte crecer en la evidencia del Amor.

Entonces, simplemente te conviertes, ms all de tu respiracin del corazn, ms all de cualquier percepcin o sentimiento, en lo inefable. Vosotros sois la fuente, sois los mundos, sois los soles, sois el nio que se muere de hambre, sois Abba, sois el conflicto y la dulzura.

Todo esto est incluido y comprendido en ti. As es como experimentas la ilusin y te descubres a ti mismo, no deteniendo nada, no rechazando nada, simplemente estando all, en este silencio, quizs usando tu cuerpo como un resonador de gape. Pero incluso esto se olvidar cuando la espontaneidad de gape fluya a travs de ustedes en cada mirada, en cada pregunta, en cada evento, en cada hermano, en cada mineral, en cada planta, en cada ocurrencia, en cada circunstancia, con la misma intensidad que en los grandes silencios.

Esto est sucediendo ahora mismo. Depende de ti encontrarte en este mismo momento, para no poner ninguna distancia ilusoria o tiempo que pase y fluya entre la Verdad y t.

Silencio.

En nuestra asamblea, en este lugar, si hay necesidad en ti de decir algo, sobre lo que est pasando por ti, sobre lo que se est experimentando, no lo dudes. No para ti, no para m, no para el otro, sino en honor a la Vida, en gratitud por el Amor y en gape.

Silencio.

Hermano: Gratitud.

Silencio.

(Una hermana habla en un idioma desconocido, con lgrimas.)

Deja que lo que fluye de ti fluya. Esto no requiere otra respuesta que el silencio de las pruebas. Esto es importante, porque es as, en este espacio donde la respuesta es silencio, que eres libre de dejar fluir lo que tiene que fluir y slo est de paso.

Para todos, Abba, aqu te acoge con la misma intensidad, sin frenos y sin lmites, y as es como aceptas ser libre, y as es como descubres tu autonoma. No tienes nada que frenar, ya sea la risa o las lgrimas, la eficacia es la misma. Porque es nuestra acogida a cada uno de nosotros que consumimos lo que fluye de ti, y que es reparacin, y que es restitucin.

As que atrvete a ser libre, porque aqu como en todos los que escuchan en este momento, slo hay esta acogida, slo hay la evidencia de gape. Entonces disfrtalo. La respuesta es el gran Silencio, en acoger y recibir lo que todava te puede parecer que viene de una persona, de una cierta distancia, de un cierto individuo, pero que de hecho est en cada uno de nosotros con la misma intensidad.

Y es reconociendo esto, que en el gran Silencio se despliega gape. As que los invito a continuar, los invito a estar libres de cualquier contingencia as como de cualquier circunstancia. Porque gape es evidentemente tanto en risa como en lgrimas. As es como cada dolor y cada ilusin de sufrimiento se disipa y resuelve en la consumacin del Amor. Para esto es para lo que estamos trabajando, a travs del gran Silencio y la acogida, en este mismo momento.

Silencio.

Hermana: Gracias.

Y cuanto ms grande es el Silencio, ms ves que lo que sale, lo que se presenta, slo existe para ser consumido, para ser restaurado, para ser acogido. As que, somos uno. As, atravesamos mundos. As, atravesamos dimensiones. Sin detenerse y sin implementar el juego de la forma y el juego de la conciencia.

As es como gape se vive plenamente.

Silencio.

En cada uno de nosotros, aqu como en todas partes, se est produciendo el mismo proceso, celebrando y acompaando la fusin de los teres, acabando con la distancia, acabando con la polaridad, acabando con la ilusin de la multiplicidad de mundos, formas y conciencias.

Silencio.

Djate iluminar, por la intensidad de la evidencia, dentro del gran Silencio. Como dije, en este tiempo eterno, en este espacio que ocupa todos los espacios de la creacin, te revelas a ti mismo, sonriendo o llorando, que es slo la misma alegra, que no es ms que la emocin ltima de tu reunin, donde ya no hay nadie, donde no hay necesidad de mundos o formas, y donde todo se convierte en celebracin. Celebracin de la Vida, aqu como en todas partes, donde la secuencia de eventos dentro del simulacro as como dentro de lo sagrado, ya no puede desviarte de la Verdad indecible, del gran vaco y del gran Silencio.

Silencio.

Deja que fluya lo que fluye, lo que fluye. Ah es donde debe estar.

Silencio.

As que, si nada ms fluye, el gran Silencio puede ocupar todo el espacio. Entonces, el gran Silencio puede ser revelado con creciente facilidad. Entonces, gape se vuelve espontneo y ya no necesitar, pronto, ser puesto en resonancia, porque gape se convertir en la evidencia natural, espontnea, la evidencia del Amor, sin importar las circunstancias de sus cuerpos, las circunstancias de este mundo.

Porque no depende de nada de esto, ni de ti, ni del otro, ni de ninguna forma, ni de ningn mundo, y sin embargo nutre a cada mundo como a todos los dems, permitindole expresar su vida y sus particularidades, lo cual fue slo un juego de rol, permitindole verse a s mismo y amarse a s mismo.

Silencio.

As que, bienamado de Abba, bienamados Abbas, en este silencio, gape est all.

Silencio.

Y en el gape que est all, hay todava alguna pregunta o cuestionamiento, desde el momento en que se acoge a todo el gape, desde el momento en que se es gape, a travs de cualquier historia, de cualquier persona, as como de cualquier elemento o circunstancia de la vida.

Silencio.

Bienamados Abbas, bienamados hermanos en la humanidad, ustedes quienes reciben el don de la Vida, porque se han dado a s mismos.

(Una hermana deja fluir el flujo.)

Que la paz, el gape y la felicidad estn presentes. Y eso es.

Saludo a Abba, saludo a Agape.

Por siempre.

***

A travs de Jean Luc Ayoun

Les Transformations

Transcripcin del francs: Equipo gape.

Traduccin al espaol: LMF

***

5 Vues