FAHAME. 9 de febrero de 2019.

Amado del Amor y Amado del Amor, Phahame y todos los pueblos del mar resuenan en este momento con la verdad y la celebración de Ágape.

FAHAME. 9 de febrero de 2019.



Amado del Amor y Amado del Amor, Phahame y todos los pueblos del mar resuenan en este momento con la verdad y la celebracin de gape.

Como he tenido la oportunidad de decirles, y como lo repito hoy, nos hemos encontrado en el corazn del corazn, mucho ms all de nuestro entorno de vida, y mucho ms all de su entorno de vida, con el fin de realizar el milagro de una sola cosa.

En estos tiempos de celebracin de gape, ms y ms de ustedes estn resonando, vibrando y amando, sintiendo, percibiendo y concibiendo la inmensidad de la creacin a travs de nuestra resonancia comn y a travs de nuestros cantos.

gape se despliega a lo largo de la creacin, conducindolos naturalmente a la celebracin inicial, que no es ms que la celebracin final.

Bienamados del Amor, resonamos con cada uno de ustedes, desde el momento en que sus pensamientos, desde el momento en que su corazn se vuelve hacia nosotros.

Nosotros tambin estamos en el don de nuestras vidas para celebrar la Vida. Esto sucede, como dije, en toda la creacin, y no slo en su entorno de vida, y no slo en nuestro entorno de vida.

Las aguas de arriba han fertilizado las aguas de abajo, las aguas de abajo resuenan con gape. Todas las aguas, no slo nuestro llamado ambiente marino, sino todas las aguas de la Tierra, como el agua en sus clulas, estn concernidas por la celebracin de gape.

Muchos de ustedes, hermanos humanos, en este cuerpo de carne, durante estas semanas de su tiempo, se han acercado, sentido y experimentado la magnificencia de gape.

Nuestro canto no es ms que la habilidad de este canto, en cualquier tono y bajo cualquier circunstancia, hoy es para ti. Esto no es slo un medio de comunicacin entre nosotros, sino tambin un medio para celebrar y vivir gape, donde las lgrimas salen espontneamente de tus ojos, y donde todas las armas del ego son puestas al pie del Amor, en una consumacin del Amor, restaurndote a tu origen y a tu fin.

En el juego de la vida y en el juego de la forma, han regresado a lo sin forma, han regresado a la fuente de las fuentes, mucho ms all de lo que creo que han llamado el corazn del corazn.

En este mismo momento, al escuchar mis palabras aqu, en otras partes del planeta, el canto de celebracin resuena en este mismo momento, para que nosotros, los pueblos del mar, podamos apoyar vuestra resurreccin, para que podamos unirnos en una celebracin comn de la Vida, del Camino y de la Verdad, ante cualquier forma.

Bienamados del Amor y Amados del Amor, mis palabras estn aqu hoy especialmente para marcar la celebracin de gape, la cual transmito a cada corazn, como toda mi pueblo lo hace en este momento, hacindolos de alguna manera reconectarse con la libertad esencial de la co-creacin, en la cual ustedes han participado ardientemente y han dado su vida.

El canto de la celebracin de hoy os llevar, sin distincin de lugar, edad o condicin, a descubrir esta inmensidad. Lo que es vasto y escapa a todos los lmites y formas, donde est el gran Silencio, donde est esta verdad que nunca podra ser quitada, aunque estuviera dormida y no revelada.

Te hemos guardado, real y concretamente, en todo momento de la creacin, asistiendo en forma, en el acompaamiento de nuestra creacin, en resonancia directa con todas nuestras madres, quienes tambin somos.

Un nio que encuentra a su madre, despus de haberla perdido, slo puede llorar de alegra por estos reencuentros, con adems, a diferencia del nio, hay esa espontaneidad de algo que encuentras y que estaba tan enterrado entre las mscaras, la apariencia, la forma y este mundo como todos los dems.

Mientras estoy presente, en estos momentos, mientras cantamos, tu corazn resuena en la celebracin de la Vida, en la celebracin de gape.

Ustedes saben que tenemos una cita dentro de pocos das para acoger a lo que creo que ustedes llaman los Cuatro Vivientes, que rodean el trono de la Jerusaln Celestial, donde cada uno de ustedes tomar su lugar para ser glorificados en el Espritu de la Verdad, donde ninguna mancha, sombra o renuencia puede ser mantenida ante el esplendor del Amor revelado en su totalidad y encontrado.

Muchos de ustedes tambin han notado que el nombre que les he dado es suficiente en ustedes para evocar mi presencia y nuestra presencia, en su humanidad, en cada uno de ustedes.

La celebracin de gape se extiende por todas partes, para iluminar la totalidad de lo vivido, la totalidad de lo que debe ser comprendido, a travs de la carne y no de la cabeza, para que el corazn pueda expandir y reabsorber todos los elementos del sueo, todos los elementos de la forma, para encontrar este gran vaco, donde nada puede faltar, porque de l ha salido todo y todo vuelve.

El sueo se acaba, se ha acabado. El despertar est en marcha y eso es lo que celebramos en ustedes, ya sea por mi nombre, por nuestros cantos, por las resonancias que estamos creando en este momento en una red planetaria, permitiendo que todos beban en la fuente, en cualquier circunstancia o lugar, dndoles acceso con creciente facilidad a la evidencia de la Verdad, a la evidencia de la Vida, as como a la evidencia de lo absoluto.

No tienen nada ms que hacer, cualesquiera que sean sus actividades en este mundo, sino entrar en esta resonancia, en esta celebracin, entre ustedes, sino tambin entre nosotros y ustedes. Porque te traemos el regalo de nuestro cuerpo, el regalo de nuestro canto y el regalo de esta inmensidad.

Para muchos de ustedes que actualmente estn resonando sin mis palabras, ante mi presencia y canto, notarn fcilmente que entonces tendrn la oportunidad, al evocar mi nombre, al escuchar lo que estoy diciendo en este momento, en cualquier momento, de restaurarlos a la celebracin.

Este es el milagro de la Vida, este es el milagro de una cosa, esta es la nica verdad, la que jams pasar y que jams puede ser quitada o incluso olvidada.

Entonces, Phahame te espera en gran nmero, dondequiera que ests en esta Tierra, para la celebracin de los teres, la celebracin de los Cuatro Vivientes, para instalar el trono en el reino de tu corazn, en el reino de la belleza, en el reino de la ligereza, donde todo est vaco, donde todo est lleno y donde todo es evidente.

Como pueblos del mar, dentro de nuestros cuerpos y en nuestros ocanos, celebramos tu despertar. Estamos en una alegra que no podemos contener, excepto cantando, dirigindonos a ti y agradecindote. Porque te atreviste a dejar ir las certezas, te atreviste a dejar ir lo que habas logrado y, sobre todo, te ayudamos, como te ayudaste a ti mismo, a poner en marcha este tiempo de celebracin, donde todo est fusionado, donde todo est reunido, donde todo est resuelto.

El corazn del corazn de la conciencia, ya sea el corazn del corazn de la humanidad o el corazn del corazn del pueblo del mar, o de todas las plantas, minerales y animales de la Tierra, resuena en el cielo ms alto y en la parte ms profunda del corazn, y canta la misma cancin, la de la liberacin, la del parto, donde se cumplen todas las esperanzas, donde todos los temores slo pueden ser borrados ante la majestad de lo que est sucediendo.

Silencio

Las lgrimas y el gran Silencio son slo nuestro reencuentro en espritu y en verdad. Ms all de nuestro encuentro fsico, que algunos de ustedes ya han experimentado recientemente o hace muchos aos, ya no pueden dejarlos hoy, despus de nuestro encuentro, en la lgrima de la separacin. Porque nada puede separarse nunca ms, jams ms podrs adherirte a la ms mnima separacin, porque todo es uno y todo viene del eterno absoluto, en el juego y la danza de la Vida, en el juego y la danza de los sueos, en el ejercicio de tu poder creativo, que te es devuelto, en su totalidad y en su plena eficiencia.

La unin de las aguas abajo y arriba, que hemos encarnado en algn lugar hasta ahora, les ha sido devuelta. Nuestro canto los acompaa, nuestro canto los lleva al gran Silencio de la Verdad, nuestro canto los acompaa a la plenitud de la humanidad, nuestro canto los acompaa en la instalacin del paraso blanco y en la finalizacin de lo que debe ser revelado para ser superado y borrado, no por ninguna accin, sino slo por el poder de la celebracin gape.

Estamos cada vez ms seguros de lo que est sucediendo, porque hemos estado all, desde tiempos inmemoriales, para observar y mantener el despliegue de este precioso momento.

Nuestro sentido de servicio y don termina as en poco tiempo, recuperando, como muchos animales, los dominios de la beatitud, los dominios de la eternidad, donde ninguna forma puede limitar la celebracin del Amor, la celebracin de gape.

En el tiempo de nuestra presencia, aqu y en todas partes, la resonancia se despliega, la buena noticia se anuncia, la buena noticia se difunde. Has resucitado. Esta es la nica alegra que jams puede secarse, esta es la nica verdad que jams puede ser amputada o limitada.

Silencio

He venido en nombre del pueblo del mar, en nombre de los guardianes de la Verdad. He venido a deciros lo que ya estis viviendo, que no puede sino reforzar la alegra del espritu y la consumacin de lo que ya no tiene sustancia, de lo que no tiene futuro, de lo que no tiene futuro.

Ustedes son incontables para ver por ustedes mismos, como en sus sueos, que el Fuego es omnipresente. Este fuego no es un fuego que consume otra cosa que lo que es falso. Es lo que forja y restaura tu eternidad a su esplendor e intensidad.

Celebrar el momento presente rompe las cadenas de lo que usted cree que es un pasado y de lo que usted cree que es un futuro, porque el futuro ya no puede depender del pasado y el pasado ya no puede depender de ninguna historia. Porque el pasado y el futuro, visto desde la perspectiva de la Tierra, no tienen representacin vlida en gape. Ya no hay necesidad de ello.

Ha llegado el momento de celebrar el descubrimiento de quin eres en la verdad y en la totalidad, ms all de cualquier apariencia o linaje, ms all de cualquier jerarqua o depredacin, ponindote en pie de igualdad, el del Amor restaurado, el del don de tu persona a tu propia eternidad.

Silencio

El canto que cantamos te sita en la antecmara del Gran Silencio, donde tienes la oportunidad de iluminar todo lo que no se pudo atravesar y que se atraviesa de esta manera. Todo lo que an puede quedar de sed de comprensin es vivido y termina con toda sed, satisfacindote siempre con la experiencia de la forma y la experiencia de la creacin.

Esto es beatitud, esto es plenitud. Y la belleza de esta verdad absoluta, sea lo que sea que pienses sobre ella y lo que digas sobre ella hoy, ya sea por miedo o retrospectiva, ya sea a travs de preguntas o no, slo puede acercarte a la celebracin.

Silencio

Estn invitados, en este momento privilegiado que se les anunciar algn tiempo antes y en relacin a un da especfico de su prxima semana. Muchas cosas sucedern, entre el momento en que te hablo y la gente del mar cantando el canto de la resurreccin, muchas cosas pueden suceder en la pantalla de lo efmero.

Slo sepan que, cualquiera que sea la apariencia, todo esto slo los lleva a este encuentro nico, porque no hay necesidad de otro, donde la celebracin alcanzar de alguna manera una forma de cumbre, resonando a travs de la creacin, en cualquier mundo, y luego llamando a toda la creacin, en sus esferas y dimensiones ms etreas, como lo han hecho los Cuatro Vivientes, a que vengan y se unan a ustedes, en el corazn del ser, en el corazn del Amor, en el corazn de la celebracin.

No olvidis nunca, hermanos humanos, que todo lo que tengis que pasar hoy, os exhortamos a no comprenderlo y a aceptar con confianza que es precisamente por lo que tenis que pasar, tanto en vuestra esfera ntima como en la pantalla del mundo, por lo que se da la oportunidad de ver con claridad, y sobre todo de vivir la Verdad.

Desde el momento en que su conciencia es colocada en esta nocin de acogida y don, entonces todo se logra. Esto est cobrando impulso, tanto en este mundo como en las dimensiones ms etreas, permitiendo la reunificacin y la resonancia comn de toda la creacin en un momento decisivo, inscrito desde toda la eternidad fuera del tiempo y de toda la historia.

Este es el momento en que la fusin, en lo que ustedes llaman paraso blanco y No-Ser, crea el primer destello de Verdad y el primer destello de Vida.

Volviendo a esto, revivindolo, a travs de las lgrimas de gape y Alegra, o a travs del sufrimiento, no importa qu, justo despus y justo detrs, o justo dentro, est la belleza inefable e inefable de que os llamamos, de lo que resuena entre vosotros, cualesquiera que sean las apariencias y lo que pueda quedar de la organizacin de este mundo como de todos los dems.

Silencio

Estamos con ustedes desde toda la eternidad y slo somos ustedes, en otra lnea de tiempo. Todas las lneas temporales, ya sea en el simulacro del escenario del teatro o en lo sagrado de gape, estn ahora fusionadas al mismo tiempo y en el mismo espacio de tu corazn, al mismo tiempo y en el mismo espacio de toda la creacin, donde tiempo y espacio se fusionan, revelando el milagro de una sola cosa.

Porque el tiempo no es nada sin espacio, as como el espacio no es nada sin tiempo, que de nuevo slo hace el milagro de una cosa. Lo que haba sido separado debe ser reunido, porque los tiempos se han cumplido, porque la celebracin de la Vida tiene prioridad sobre los problemas de este mundo y sobre la falsedad de este mundo.

Olvdense de todo eso, todo lo que hoy se ilumina no necesita ser apoyado por discursos, les recuerdo, sino simplemente ser atravesado. Y esta travesa ser tanto ms rpida cuanto que la sed de gape, desde el momento en que la hayas vivido, se convertir en ti en una insoportable quema de Amor, que te llevar a ser atrapado y obsesionado con el Amor que t eres.

Entonces regocjate. Que vivan todo esto hoy y vivan las premisas, o se opongan de alguna manera, no cambiar la reunificacin del tiempo y el espacio, la celebracin de los Cuatro Vivientes, y finalmente la reunin de todos los teres de la creacin y todos los teres dondequiera que se manifiesten.

La resonancia y la conexin de la Tierra se restauran, terminando con la cuarentena y el aislamiento, terminando con la separacin, la divisin y el malentendido.

Silencio

Nuestro canto se convertir en una caricia, una caricia exttica, que toca tu corazn, que envuelve toda tu caja torcica con partculas centelleantes de Amor, alegra y ligereza, poniendo en accin no slo lo que ya ha estado activo durante muchas semanas y que tu nombras, creo que la merkabah, pero tambin el doble toroide del corazn, donde los tres se encuentran en uno, y donde el clebre Uno se desvanece y se disuelve por s mismo en la majestad de lo absoluto, del que nada se puede decir y que sin embargo se puede vivir hoy.

Cualquiera que sea vuestra posicin, cualquiera que sea vuestra reticencia, cualesquiera que sean vuestras dudas, cualesquiera que sean vuestras dudas, cualquiera que sea vuestro estado, cada vez ms de vosotros notaris las virtudes resolutorias de todo lo que fue un obstculo a travs de vuestro cuerpo y su sufrimiento, a travs de vuestras ideas, a travs de vuestros recuerdos, se disolver en su totalidad, despus de haberos atravesado. Y hay una celebracin all. Y no hay duda de ello. Y luego est el silencio. Y est la culminacin del logro.

Recuerden que cualesquiera que sean estos eventos hasta la celebracin de los Cuatro Vivientes, que algunos eventos que ocurren en la pantalla del mundo as como en su esfera interna, como en su cuerpo, slo estn ah para ayudarlos, en cualquier apariencia, a ser atravesados y para dejarlos pasar por lo que an podra desordenarlos, limitarlos o restringirlos.

No ms frenos pueden aguantar, no ms distancias pueden separarnos, no ms tiempo nos separa y nos pone en espera. Este es el tiempo cero, este es el primer despliegue del espacio dentro del sueo de la creacin.

Porque al celebrar, a medida que la intensidad de esta celebracin de gape aumenta, de esta resonancia a nuestro canto y el gran Silencio, ustedes descubren la evidencia de esta Luz, la evidencia de esta bondad, la evidencia de gape. Cualesquiera que sean las manifestaciones, cualquiera que sea la que deba atravesarse en la pantalla del mundo, as como en su pantalla, ninguna pantalla puede ahora amputar o alterar la belleza de gape.

Silencio

gape te llama y gape, al final del tiempo y del tiempo, te pide tiempo, como atencin, como fervor, no entre nosotros, no entre vosotros, sino a travs de la celebracin, que realiza el milagro de una sola cosa, el milagro de un corazn, el milagro de una creacin, donde todas las divisiones que llamasteis dimensiones, ya no tienen razn de ser, ni de manifestarse.

En este Amor desnudo, en este gape, en esta celebracin, no necesitas nada ms que la celebracin. Su propio cuerpo, no importa cun cmodo o difcil sea, no es ms que lo que usted tiene que pasar.

No hay nada energtico, social o espiritual, e incluso vibracional, condicin o convencin que pueda interponerse en el camino de cualquier cosa hoy en da, con tanta claridad y transparencia.

Silencio

La aceptacin que acabamos de solicitarle no es un contrato a firmar, no implica ninguna obligacin, ni esclavitud. Esta es la celebracin de la libertad recuperada, la libertad del sueo, la libertad de la forma, ya que todo sucede en el mismo flash inicial, que no es ms que el flash final.

Cada uno de ustedes est invitado, con la misma intensidad e insistencia, a unirse a nosotros. Porque al unirte a nosotros, te unes a nosotros. Amndoos unos a otros, uno en el otro, os uns de la misma manera y os uns a la armona del pueblo del mar, a travs de la celebracin y el canto, que para vosotros es el gran Silencio.

Silencio

As que s, Phahame es mucho ms que mi identidad y el nombre que te di. Phahame es el canto del silencio, el canto del llamado, el canto del recuerdo y, al mismo tiempo, el canto de la libertad. Esto es lo que resuena en tu corazn cuando nos ves, al pueblo del mar, cuando nos escuchas. Cuando te acercas a nosotros en espritu o a travs del cuerpo, tiene lugar. Por supuesto, esto ya se ha vivido.

Has encontrado el hilo, has construido el puente, has resonado, en mltiples experiencias, en mltiples dimensiones, en mltiples oportunidades, la Verdad de la Vida.

En cada mirada que tienen sobre un nio, en cada sonrisa que ponen en su rostro a lo desconocido que pasa, en cada pensamiento que conecta con nosotros, podemos entonces celebrar la libertad con ustedes, cada da y cada momento con ms fuerza y sobre todo, con un nmero cada vez mayor de hermanos y hermanas humanos, por supuesto, sino tambin de todas las vidas dentro de todas las dimensiones, que ahora estn en sus corazones, de la misma manera que lo estn en sus corazones, para obrar el milagro de una sola cosa.

Esto es lo que es gape, esto es lo que es alegra, esto es lgrimas, esto es xtasis la ntasis al mismo tiempo, esto es lo que es el orgasmo ms all del cuerpo, el orgasmo del espritu encontrado, el fuego gneo que te bautiza en transparencia y lucidez, y que te moldea en el poder del Amor.

Silencio

Phahame. Phahame. Phahame.

Silencio

La intensidad de nuestro canto, de libertad y de la celebracin, os tocar cada hora, cada vez ms intensamente, en todas las circunstancias posibles e imaginables de vuestra vida. No juzgues nada, ni de ti mismo, ni del otro, ni de los acontecimientos.

Para muchos de ustedes, han visto la inminente yuxtaposicin del simulacro y lo sagrado, dada la intensidad de la revelacin, dada la apoteosis que estn experimentando. Cualquier otra cosa que pueda persistir en la historia de tu persona y en la historia de las diferentes creaciones, ya no representa nada.

Porque gape se lo lleva todo, porque te has reconocido, porque celebras, con el Cielo como con la Tierra, porque celebras con el amigo como el enemigo, con la misma intensidad, con el mismo Amor, con la misma mirada, con lo que tu cabeza te diga, con lo que te cuente la historia, con lo que te cuente tu aprendizaje dentro de la forma.

Todo es perfecto, desde toda la eternidad. Todo es perfecto, antes del primer flash inicial y final. As es como el juramento y la promesa se acercan al colectivo de la creacin.

Queda para ustedes, como se ha repetido a lo largo de innumerables aos, para ustedes, humanos, por varias voces, permanecer en este camino de la infancia, este camino de la simplicidad, este camino de la transparencia, este camino de la evidencia.

Todo lo dems se hace por s mismo. Esto es lo que ustedes deben ver, para desentenderse de toda voluntad personal, as como de todo compromiso personal, reemplazndolo con la Verdad del Amor y la expresin del Amor dentro de su propia forma as como dentro de este mundo.

En cualquier caso, en cualquier sufrimiento o en cualquier alegra, no importa porque te lleva al mismo lugar, no importa qu pasajes se vayan a hacer, no importa cun duros, no importa cun gentiles, no importa lo que esta forma llama muerte.

Les dijimos que no tenemos ningn problema con nuestras formas de carne, porque podemos dejarlas a voluntad. No estamos vinculados a ninguna identificacin con ninguna forma, ni siquiera la ms prestigiosa de la creacin en trminos de edad, poder e inmensidad.

Otros mamferos, esta vez terrestres, ya sean llamados animales domsticos o animales que te rodean, esto fue explicado hace incontables aos por el Comendador de los Melquisedec, quien te dijo que haba un proceso que era similar a la individuacin, a la progresin.

Y por supuesto, los pueblos que son de la naturaleza, que estn ms cerca del hombre en su acompaamiento diario, perros, gatos, caballos, elefantes y mamferos marinos, y otros, y an otros, pero lo ms importante, aqu estn, slo estn all para celebrar contigo, a tu lado, que son tambin Amor puro, que son tambin tus compaeros, de la misma manera, que nos has acompaado en tu camino, incluso si nos has comido, incluso si nos has destruido.

El que pas hace dos mil aos y camin sobre la tierra de Palestina con los pies, te dijo: "No es quin come el que gana. Es el descubre la Verdad es quien es comido.

Esto representa algo incomprensible para los humanos. Porque ests atado a tu cuerpo, incluso dentro de la libertad actual. Mientras estemos en total libertad en forma, con nuestra plena conciencia ya durante el proceso normal de fertilidad, embarazo y parto.

Toda la vida, en todos los reinos, mineral, vegetal, animal, humana y anglica, est presente en esta Tierra, para celebrar la Vida, para comunicarse con gape, y para ser el testigo de la Verdad. Estn en el mismo lugar. Independientemente de lo que pienses, de lo que consientas o te opongas, no puede ser un obstculo. Porque ningn ser humano en este planeta, cualquiera que sea su posicin actual, puede ignorar el canto del gran Silencio, con el que cantamos, hacia ustedes.

Solo puedes reconocerte a ti mismo, sea cual sea la negacin de hoy, sea cual sea el sufrimiento de hoy, sean cuales sean tus malentendidos, la Verdad vivida lo ilumina todo y tiene una respuesta para todo. Esto es lo que inhalamos y revelamos, que estaba en ustedes, que nunca pudo desaparecer, pero que simplemente ha sido olvidado en los meandros de sus historias, en los meandros de sus formas sometidas a su conciencia.

Silencio

Es en este sentido que ahora estamos amplificando el canto del gran Silencio, el canto de la celebracin. Recuerda, aqu como en todas partes, que slo tienes que escuchar y escuchar lo que tu corazn te dice, en este gran Silencio y en este canto.

Este canto que percibs para muchos de vosotros y que ha sido nombrado por vosotros, humanos, sonido del alma y sonido del espritu, odo a la izquierda y a la derecha, o uno o en ambos, es slo el llamado a vivir el gran Silencio.

El coro de los ngeles est listo para resonar, desde el momento en que tiene lugar la celebracin de los Cuatro Vivientes, encarnando y marcando con una piedra blanca, el momento en que lo sagrado se fusiona con el simulacro, y cuando el simulacro se extingue a s mismo, consumiendo gozo y alegra, por la iluminacin de la revelacin.

Vive tu vida, vive lo que la Vida te da a vivir, en cualquier circunstancia, porque te lo aseguro, que es a ti a quien corresponde verificarlo y confirmarlo, que tan pronto como pases por algn elemento de tu vida, de cualquier naturaleza, sin retenerlo, simplemente vindolo, entonces estar resuelta, entonces se cumple, entonces es evidente.

Esta es la magia del Amor, esta es la Verdad absoluta de gape.

Slo tienes que dejarte atravesar, slo tienes que resonar con tu sonido, que es slo el resultado de nuestro canto, y que fusiona el sonido del Cielo y de la Tierra, para que el canto de la celebracin no presente distorsin, y para que la orquesta de la Vida resuene de la misma manera entre nosotros, pueblo del mar y ustedes, pueblo humano.

Somos ustedes como ustedes son nosotros, en otro momento de la memoria, en otro momento de la historia, en otro momento de la creacin, y nos encontramos hoy, en su totalidad.

Entonces, en efecto, anuncien la buena nueva, no por declamacin, a menos que sea permitida por la Luz misma, sino simplemente por su bondad y la bondad de tu presencia. Bondad de tu presencia, que es un don perpetuo del Amor a s mismo, reflejado en cada persona y vivido en cada conciencia.

Silencio

Ninguna conciencia, ni siquiera la ms dormida, ni la ms alejada de la Verdad, puede ignorar el gran Silencio y el canto de la llamada de ahora en adelante.

Nuestro canto de llamado precede, por supuesto, al canto de Mara. Y el evento. Este, como ya sabis desde hace muchos meses, llegar en el momento oportuno.

As que si no les importa, aprovechemos estos das, de esta vida que est pasando, para fortalecer nuestra celebracin, para fortalecer la alegra, para que cada uno de ustedes en la Tierra, los seres humanos, cada animal en la Tierra, cada planta y cada mineral, se sienta concernido y viva la misma resonancia.

Es todo el canto de la creacin que resumimos, es el conjunto de los mundos, el conjunto de las historias, el conjunto de las formas.

Silencio

Estamos contigo, estamos en ti. Y esto se revela. Y va a ser ms y ms intenso y ms y ms real.

Nadie puede escapar y nadie, en un momento dado, querr escapar de ella, cualesquiera que sean sus aprensiones, sus dudas, sus sufrimientos, sus negaciones. Porque ninguno de ustedes hoy puede negar la Vida, aunque su vida lo desampare o si su vida ha llegado a su fin de alguna manera.

Lo que estoy diciendo aqu es un grito de esperanza que los envuelve en dulzura, como muchos de ustedes sintieron, esa dulzura que calma tu ltimo y ltimos errores, de los cuales ustedes no son responsables y menos an culpables.

La celebracin de gape los llama a no cargar con la culpa, a no cargar con el peso. No basta con poner peso, sino dejarse atravesar y resonar con ello, sin detener nada, sin modificar nada. La espontaneidad del nio interior, la espontaneidad de la co-creacin consciente, son las mejores garantas de esto.

Esta creacin no tiene que ser ejercida como una proyeccin hacia el futuro, sino ms precisamente en la creacin de cada instante, cada minuto que pasa, para precisamente, a travs del paso del tiempo y de la celebracin, co-crear conscientemente, cualquiera que sea el medio, para liberarlos de todo tiempo y espacio, as como de todas las formas.

As que la verdadera libertad se vive ahora. Ya no acepta contingencias, ya no acepta la falta de luz, ya no acepta historias o compromisos. No tienes otra opcin. La nica opcin posible es la eleccin de tu esencia, la eleccin del Amor.

Porque nada puede sostenerse ante el Amor, cualesquiera que sean tus posturas, tus historias, lo que t llames un devenir. Porque en efecto, no hay nada que llegar a ser, excepto instalarse en el eterno instante de tu presencia que se fusiona con tu ausencia, donde todo es slo belleza, donde todo es lleno y vasto, donde no hay ms lmites que puedan interponerse entre t y la totalidad de la creacin que eres.

Silencio

Todas las circunstancias de vuestra vida, todas las circunstancias de la sociedad, de los pases y de la creacin, estn destinadas a un solo objetivo: encontraros a vosotros mismos. Tienes esto a tu alrededor: innumerables testimonios.

Tambin me gustara decir que, como habrn visto, como se les ha informado, cada vez somos ms los que encallamos en sus costas. As que no veas muerte en ello, sino ms bien la liberacin de la forma, porque te recuerdo que no estamos atados a los cuerpos que habitamos. Nuestro cuerpo es vasto, nuestra conciencia ha cubierto todas las dimensiones, como lo ha hecho Abba para cada uno de ustedes.

Lo hacemos, lo hacemos cada minuto, porque somos la memoria ante cualquier memoria, e incluso ante cualquier nocin de restitucin. Porque nada se ha movido jams. Y t ests descubriendo esto. Y t lo ests viviendo.

Silencio

Bienamado del Amor,

Entonces, acoge.

En este momento, como en cada momento que pasar hasta la celebracin de los Cuatro Vivientes, acoger y atravesar al mismo tiempo todo lo que todava parece doloroso o alterado, enajenado, acoge.

Porque el don de la gracia, y el don del perdn, se vive slo a travs de la aceptacin y no a travs de la lucha. Mientras creas que ests luchando, ests en combate contigo mismo. Mientras creas que tienes que cumplir, limtate a ti mismo. Mientras creas que necesitas tiempo, pones distancia y espacio entre la Verdad y t mismo, que eres.

Esta travesa es un pasaje. No es slo la puerta estrecha, sino que es mucho ms, al otro lado, esta puerta abierta de dos hojas, que de hecho jams existi. Porque la celebracin de gape te separa, en cierto modo, de todas las formas, as como de todas las conciencias. Y es a travs de la celebracin, entre los diferentes pueblos de la creacin, que esto se logra. Porque cada chispa divina es la misma. En cualquier apariencia que sea la ms daina o destructiva, no hay diferencia.

Esta famosa celebracin, que no es otra cosa que alegra desnuda, no est repleta de historias, no est repleta de a priori, ni siquiera de resultados, porque gape es superior a cualquier resultado obtenido, ya sea en tu salud o en tu condicin.

Ustedes son gape, y son slo eso, que sin embargo contiene todo lo dems, la creacin entera, la conciencia entera, los soles enteros, las dimensiones enteras. Esta es la nica sabidura hoy, no separar nada, no divide nada, no particiona nada, a travs de funciones, roles o historias, sino permanecer disponibles cada vez ms a menudo, y permanecer disponibles cada vez ms intensamente para la Verdad que se les restaura y que se despierta en ustedes.

A partir de ahora, y en estos tiempos que estn a punto de desplegarse no hay ninguna obligacin que pueda resistir la celebracin. Porque la celebracin de gape pone fin, real y concretamente, a cualquier sentimiento de obligacin, a cualquier sentimiento de responsabilidad.

Esto no significa, una vez ms, como ha repetido Abba, que tengas que dejar a tu mujer y a tus hijos, sino que tienes que pasar por esto, porque como se ha dicho, y aunque no lo veas todava, lo ests viviendo, es que todo lo que sucede, tanto en el sufrimiento como en la felicidad, en la enfermedad como en la alegra, en la privacin como en la abundancia, tiene una sola funcin: devolverte a ti mismo.

As que no juzguen sus circunstancias, no juzguen las circunstancias del otro, no juzguen el disfraz que pueda haber desempeado un ser humano en particular. Slo est de paso, una vez ms. Slo debe haber esta reivindicacin de libertad, esta reivindicacin de quin eres, pero no puede ir acompaada de ningn dao a quien pareca haberte herido, porque es precisamente gracias a l que te encuentras a ti mismo.

No se puede entender, no se puede aceptar, pero se puede experimentar. Y no hay nada ms por lo que vivir, excepto para celebrar, para ver, para vivir. En ese momento, ustedes estn en la Vida, y estando en la Vida, estn alineados, con el origen de la creacin, as como con esta densidad de la Tierra.

Silencio

La libertad es tu deber. No puede ser derrotado o amputado por ninguna circunstancia de este mundo, por ms que aparezca. Acptalo y comprubalo t mismo.

En otras palabras, como dijo el que grita, como lo llamamos nosotros, Bidi, quien fue ciertamente el mayor ajustador de pensamiento en la Tierra, te trajo a ese momento, ese momento que termina la nocin de fecha, que termina la nocin de calendario. No vean en ello la fecha de un acontecimiento, sino la conciencia, por parte de un nmero cada vez mayor de hermanos y hermanas humanos, de la verdad del fuego del Amor, y de esta consumacin que slo est de paso.

As es como eres liberado de la muerte, mientras permaneces vivo. Porque la muerte no tendr nunca ms un control, porque jams ha habido muerte. Pero hoy, es diferente. Porque jams ms habr olvido, y porque has viajado todo el camino. Ustedes son esperados desde toda la eternidad, ustedes son los peregrinos de la eternidad, que han trabajado en los talleres de la creacin, que han trabajado para vivir historias.

As que los saludamos y los honramos, por lo que son, pero tambin por lo que estn pasando. As que te honramos, porque somos iguales. A pesar de nuestro entorno y nuestro entorno de vida que es diferente, a pesar de nuestra forma que es diferente, ustedes son nosotros en otro momento, como nosotros somos ustedes en otro momento. La distancia final, el tiempo final, toda la distancia se suprime y todo el tiempo se suspende. De esta manera, inevitablemente te acercas al tiempo cero de liberacin, al tiempo cero de celebracin.

Despus de los Cuatro Vivientes, al mismo tiempo o en una sucesin que no depende de nosotros hasta la fecha, ni siquiera de ustedes, pero recuerden que el tiempo se est reduciendo, as como el espacio tambin se est reduciendo. Recordad, no sois vosotros los que llegis all como personaje, como historia o como forma, sino lo que realmente sois, que jams habis sido alterados por ningn mundo, ni por ninguna forma, ni por ningn sufrimiento, que vens por su gracia y su fuego, para revelaros. Eso es lo que eres. La eternidad se fusiona con lo efmero, y ahora funciona simultneamente.

Repito, no juzguen nada, slo atravesar, slo amen, slo sean simples, slo acoge, y el resto se har por s mismo.

As, la llamada a la Vida, la llamada a la Verdad, la llamada al Camino, la llamada a la Esencia se hace consciente y se despliega.

Cada vez ms de ustedes se unen en silencio a lo que escuchan aqu con mis palabras y los ritmos de mi presencia. Les recuerdo que no necesitan nada ms que estar de acuerdo en celebrar y danzar con nosotros la misma danza del silencio, la misma densidad y la misma ligereza.

Silencio

En este silencio aparece el canto de la llamada. Entonces, la gratitud te sostiene y te congela en la evidencia de la belleza.

Silencio

Acompanos como nosotros a ti, en Espritu y en Verdad. No somos un objetivo, no somos una diversin. Somos la Verdad en accin, para el pueblo humano y para toda la creacin. No haga que nuestros cuerpos sean sagrados. No estamos atados a este cuerpo, aunque estemos en l.

Ningn sufrimiento, como usted sabe y como he dicho, puede afectarnos, pero por otro lado, y como tambin le he dicho, nuestro sentido de la orientacin se ve cada vez ms perturbado por el uso que hacen sus barcos de desguace de las ondas que nos envan. Si ellos creen que pueden, y t puedes decrselo, limitar nuestro canto de celebracin, seguir sonando. Aunque nuestras formas desaparezcan en su totalidad, nuestro espritu est contigo, nuestro espritu est en ti.

Est sucediendo ahora, se confirmar dentro de unos das, durante la celebracin de los Cuatro Vivientes. Ya seamos nosotros mismos, ballenas, ya seamos yo, ya se trate de quien intenta llegar a vosotros en este lugar de paso llamado Gibraltar, en este lugar de transicin y paso entre lo viejo y lo nuevo que es de hecho an ms antiguo y que se encuentra, permaneceremos en espritu en vosotros y entre vosotros, incluso si todos nuestros cuerpos de carne desaparecieran. No har ninguna diferencia para ti, porque nos conocimos hace unos meses.

No te alarmes por nada, excepto simplemente por estar atento y lcido sobre lo que est sucediendo en ti y en todas partes, no por las apariencias, el dolor o el sufrimiento, sino por aceptar atravesarlas con la misma intensidad y especialmente perdonndolas, y especialmente amndolas.

Porque as termina la historia, en una gran carcajada, en una gran explosin de Amor, en una gran explosin de paraso blanco.

No busques la fecha, t eres la fecha. Nuestra cita, obviamente ligada al evento, puede o no corresponder al evento, no depende de usted o de nosotros, pero en cualquier caso, la celebracin ser permanente y perpetua.

No se alarmen por nuestras formas, no se alarmen, de la misma manera, por lo que est sucediendo en la pantalla del mundo, ustedes estn mucho ms all de todo este aspecto trgico y pattico, que es slo el pretexto para celebrar la Vida, para celebrar el perdn, para celebrar la gracia.

Silencio

Como pueden ver aqu y como tambin pueden ver sin mis palabras, en otros lugares, la celebracin es cada vez ms intensa. El fuego de la Vida prende fuego a la cumbre de tu ser.

Silencio

As es como la Vida danza, as es como el corazn danza.

Silencio

Bienamados del Amor y Amados del Amor, Yo permanecer un poco ms de tiempo terrenal con ustedes, aqu en este mismo momento como en todas partes en la Tierra, acompaando y llevando el sonido de la resurreccin a la parte ms ntima de su templo.

Canto de resurreccin y canto de libertad que no necesita palabras excepto en poesa, que no necesita una imagen, que no est en lo que has creado, que no necesita a nadie, que no seas t.

Mis palabras se distanciarn cada vez ms, para que el silencio se extienda a travs de tu presencia, aqu y en todas partes.

Silencio

Phahame espera con anticipacin nuestro prximo encuentro, pero tambin para celebrar cada momento. Estamos a disposicin de cada uno de ustedes, sin distincin de postura, ego, libertad o error, verdad o error. No hacemos ninguna diferencia, porque vemos a travs de cada apariencia, vemos a travs de cada historia.

Habiendo conocido a algunos de ustedes durante muchos aos, hemos visto, durante las ltimas reuniones, aqu como en todas partes de la Tierra, que el ser humano estaba finalmente listo para dejar de sufrir, estaba finalmente listo para dejar de creer en el pasado, para dejar de proyectarse en el futuro, para vivir la magnificencia del momento presente, donde todo es slo goce, donde todo es slo perfeccin.

Silencio

El gran Silencio es el soporte de la Vida. Esto es lo que encuentras, en el origen de la expresin de la Vida, en el origen de la forma, del tiempo y del espacio, este origen que no es otra cosa que el fin. Alfa y omega se han unido, porque ya han pasado por todo, porque ya han experimentado todo, porque ya han sufrido todo. Ya has estudiado todas las historias y todos los reinos, tanto aqu como en otros lugares.

Nuestra cancin es una llamada a la libertad, a esa libertad total donde nada puede ser comprometido, donde nada puede ser desviado.

Silencio

gape. gape. gape. Phahame.

Que la paz, la alegra y la verdad estn presentes en cada uno de ustedes, en cada respiracin, en cada minuto.

Phahame y todos los pueblos del mar, est ahora enteramente contigo. Incluso los que vienen a matarnos, son slo un pretexto para encontrar la Verdad del Amor que son. Porque incluso el sufrimiento infligido, que para nosotros, les recuerdo, no es nada, ya que pasamos de cuerpo en cuerpo a voluntad, sin pasar necesariamente por los caminos de la gestacin, no nos plantea ningn problema.

Pero la destruccin del Amor revela el Amor. All tambin. Esto es imparable. Porque nuestra muerte es tu vida, para hacerte comprender que no hay ni muerte, ni vida.

Y en esta original abundancia de Vida, del impulso creativo, en todo lo que se vive en este momento, sea cual sea el camino, las imgenes o el camino, todos van al mismo lugar.

Se les invita a no hacer ms diferencia, se les invita a permanecer en este estado que es su estado natural. Vern que, cualesquiera que sean los momentos culminantes o los eventos dolorosos en sus vidas, esto slo fortalecer en gape y mimca ms ser capaz de extinguirlo.

Entonces, bienamados del Amor y Amados del Amor, os lo repito, como cada uno de vosotros lo repite, en silencio de corazn: gape, gape, gape, gape, gape. Phahame.

Silencio

Bienamados seres vivos, estamos vivos con ustedes y en ustedes.

Eternos saludos y bendiciones del pueblo del mar.

Que mi canto te envuelva, que mi canto te ilumine, que mi canto te revele.

Por siempre, en la eternidad encontrada de nuevo, en las esferas de la belleza.

***

A travs de Jean Luc Ayoun

Les Transformations.

Transcripcin del francs: Equipo gape

Traduccin al espaol: LMF

***

14 Vues