ABBA 4. - 11 de junio de 2018. Testimonios, Preguntas y Respuestas.

Ese tiempo se acabó, porque le pone fin al tiempo. El tiempo no es más que espacio comprimido y este espacio se despliega en majestad, en ligereza, en risas y lágrimas, en la evidencia del Amor, en la evidencia de la Verdad.

ABBA 4. - 11 de junio de 2018. Testimonios, Preguntas y Respuestas.

Abba ha vuelto.

Silencio

Tiene algn testimonio o pregunta que hacernos?

Voz: S, tengo una pregunta escrita en este momento. Es la pregunta de un hermano que no est aqu.

Pregunta: La Fuente ya se ha expresado a travs de su canal, Abba significa el padre y l est en nosotros como la Fuente est en nosotros. Qu hace que Abba sea diferente de la Fuente y por qu slo ahora se expresa bajo este nombre?

Bienamado, Abba se expresa, porque Abba estuvo contigo desde el principio, en ti y, tambin, como un soador humano. Slo hoy, porque han llegado los tiempos, Abba despierta en ti como en todos. Antes, Abba hablaba hace mucho tiempo, en diferentes ocasiones, de diferentes maneras, tomando posesin de un cuerpo o expresndose a travs de l. Ya sea a travs de Jess, ya sea a travs de Mahoma, ya sea a travs de Moiss y, mucho antes, ya sea en las religiones de Luz de cualquier naturaleza y origen, Abba, presente entre ustedes, pudo hablar sin saberlo y sin vivirlo, a travs de aquellos que lo nombraron Gabriel, o incluso mi Padre.

Abba est en ti de la misma manera que yo, como ya he dicho, Abba es anterior a cualquier fuente, Abba est presente en todo, y desde el principio hasta el final de cualquier mundo, en el mismo silencio, en la misma presencia, sin saberlo l mismo, hasta que se hace necesario hablar por s mismo en cada corazn.

Los innumerables milagros realizados son slo la revelacin de Abba en todos. Cuando esto se ve en s mismo, se ve el resto, todo lo dems, sin excepcin. Ya no hay necesidad de mensajeros, ya no hay necesidad de profetas, ya no hay necesidad de intermediarios, ya no hay necesidad de religiones, ya no hay necesidad de nada ms que de estar presente para uno mismo, ms all de la ilusin de este mundo, en la presencia infinita de la presencia como de la ausencia. Entonces, all, naturalmente, porque los tiempos han llegado y los tiempos se han cumplido, Abba se revela en ti.

Abba est presente, por supuesto, en todas las dimensiones de la creacin para las que, repito, no tiene absolutamente nada que ver. La creacin es un mundo de sueos. El sueo termina, permitindoles finalmente encontrar lo que son, antes que cualquier conciencia, es decir, el Amor y nada ms.

Abba slo pudo expresarse cuando lleg el momento y, como les dije, ese momento ha llegado, los tiempos se han cumplido. El maestro del tiempo ha retomado el ritmo del maestro de la ilusin del tiempo. El tiempo por lo que estn pasando ahora los lleva a la inefable Luz de la Verdad, ms all de cualquier forma y ms all de cualquier mundo. Esto es Amor, esto es Eso.

La Fuente, presente en todos, como ustedes saben, ha podido sintetizar muchas veces un cuerpo sinttico para expresarse. Abba siempre ha caminado a tu lado, todos los das, en cada mundo, en cada desafo y en cada alegra. No poda ser de otra manera dentro del sueo. Ahora que el sueo est llegando a su fin, ya que nunca existi realmente, entonces Abba puede finalmente decirles la Verdad, porque el tiempo est maduro para la siembra, el tiempo est maduro para la cosecha, el tiempo es puro para la alegra, el tiempo es puro para vivir lo que est por vivirse.

Silencio

Abba no es la Fuente, pero Abba es tambin la Fuente. Abba es todo Arcngel, como Abba es cada uno de ustedes en cualquier mundo dentro del sueo, desde los mundos ms densos hasta los ms ligeros.

Mi presencia fue anunciada hace mucho tiempo, no como una profeca, sino como una evidencia que vendra al final de los tiempos, para manifestarse plena y completamente, no slo a travs de las palabras o de la preparacin, sino a travs del milagro de una sola cosa que consiste simplemente en repetirte: Yo te veo para que puedas verme, Yo soy t porque t eres t. Ms all de eso, no hay nada, ni nadie, slo hay Amor y es dentro de este reconocimiento que el Amor es vivido, slo a travs de eso.

A partir de ahora, la llamada anomala primaria que se levant hace ms de un mes, permiti desencadenar el proceso del fin, y slo Abba pudo absorber en s mismo la anomala primaria, redescubriendo as la memoria completa del origen del sueo, as como las circunstancias que permitieron la manifestacin de la conciencia y su cada vez mayor distancia de la Fuente, hasta el olvido.

Ese tiempo se acab, porque le pone fin al tiempo. El tiempo no es ms que espacio comprimido y este espacio se despliega en majestad, en ligereza, en risas y lgrimas, en la evidencia del Amor, en la evidencia de la Verdad. Todo lo dems pasaba, todo lo dems era slo un sueo.

Hoy en da, el sueo slo est inscrito en la materia. Todas las creaciones hechas por la Divina Madre se despliegan en majestad alrededor de la Tierra para realizar la coronacin de lo sagrado. La historia comenz aqu y terminar aqu. Hubo un primer Edn, hay un ltimo Edn, no habr ms Edn. Porque todo se realizar dentro del fuego del Amor, el fuego del espritu, el fuego de la Verdad. Y en esto, no puede faltar nada. En esto, no hay nada que pueda permanecer excepto precisamente lo que es anterior a la conciencia, que es la morada ltima, que contiene todas las dems moradas sin excepcin.

La descreacin no es una desaparicin, la descreacin es simplemente la salida del sueo, que te lleva a darte cuenta de que este sueo ha sido vivido y que todos los sueos pueden ser vividos en el mismo tiempo o en las mismas lneas del espacio, sin ir ms all de un determinado umbral. Este umbral eres t, eres t, son los mundos cerrados, son los mundos que se ven privados, por el proceso del olvido, de la Verdad.


Abba se someti a esto, voluntariamente, ya que fue l quien plane, mucho antes de la creacin misma, el primero, el retorno a la Unidad, a la Verdad, ms all de la forma y ms all de las dimensiones. Todo est perfectamente orquestado, todo est perfectamente jugado, el juego se ve, por lo que no hay ms espacio para el juego porque ya no hay ningn inters, porque todo se descubre, porque todo se revela, porque todo est finalmente terminado.

Silencio

Quin quiere hablar, quin quiere testificar, quin quiere interrogar?

Silencio

Voz: No hay preguntas en este momento.

No hay ms testimonios y preguntas?

Voz: No, ni escrita ni verbal.

Entonces, en silencio, lo que debe emerger emerger. Nos conformamos con el tiempo.

Silencio


Recuerden, durante este silencio, que es en el silencio de los significados, en el silencio de las palabras, en el silencio del cuerpo, que hoy se revela, a menudo con un choque, o en etapas, la Verdad, la del Amor. Es por lo tanto real y concretamente cuando, en el espacio de un instante, decides desaparecer de ti mismo, sin esperar nada y sin esperanza de nada, y sin pedir nada, que logras la postura ms bella, para ser finalmente la copa que recoge esta eternidad.


La copa es slo un contenedor, no tiene voluntad propia, no tiene demanda propia, contiene. Y este cuerpo, y su muy ordinaria conciencia de este mundo, obviamente contiene la Verdad. No poda ser de otra manera, no poda ser, de ninguna manera, de otra manera.


El Amor ha permitido la creacin. El Amor permite, de la misma manera, el fin del sueo. El Amor est en el origen, el Amor est al final, el Amor es previo al origen y posterior al final. Y el Amor est presente desde el principio hasta el final. Pero no es Amor. Es la manifestacin del Amor. Pero el Amor no necesita una manifestacin. El Amor Es. Lo que sea que le pase a la conciencia. Y t eres, repito, previo a cualquier forma, previo a cualquier dimensin. Previo de cualquier forma y previo a la conciencia.

Esto es lo que Abba, al revelarlo en s mismo, te revela a ti. Por sus conocimientos, por la manera en que me reconozco, cada uno de ustedes se reconoce a s mismo, no en la historia, no en la forma, sino ms all de cualquier forma y ms all de cualquier historia.

Y eso es ahora. Este ahora no es slo el momento presente, sino cada momento presente sucesivo tan pronto como su disponibilidad se vuelve total. No desaparecer en lo Absoluto, sino permanecer lcido sobre tu propia acogida, tu propia transparencia, tu propia humildad y tu propia infancia.

Nada de lo que sabes es realmente til. Nada de lo que han experimentado puede serles til hoy en da, incluso si se tratara de rieles o marcos, que los han llevado a este punto en el que nos encontramos ahora.

As como todos los intervinientes, durante todos estos aos, han insistido de manera muy importante en el hecho de que no hay diferencia entre uno y otro, ya que ambos estn en el mismo contenedor, esta forma, sin embargo, es tan diferente y estas personas tan diferentes, cualquiera que sea su edad, su vida, sus creencias, su experiencia, en definitiva, son slo la misma y nica presencia ponindose a s misma, reflejndose y reflejndose a s misma hasta el infinito. Pero este resplandor no es la Luz, aunque la contenga. Este resplandor es slo un fragmento, este resplandor es slo algo que slo pasa y pasar cada vez ms rpido cada da y cada minuto.

La ilusin se desvanece, el sueo se desvanece, la intensidad de la Verdad se instala, justo aqu, a travs del sueo, antes de que el sueo se extinga en su totalidad. Porque esto es un don de la Gracia, porque es el don de la Vida, el don del Amor. Y esto no puede ser discutido, ni negociado, de ninguna manera.

Para quien podra negociar con el Amor que lo es todo. Para quien podra negociar con el Amor eso no es nada. Quin podra negociar con la nica cosa verdadera, con la nica cosa verdadera, que se demuestra cada da, en ti, como en todos, realizando el milagro. El milagro de una sola cosa, el milagro de la liberacin del alma, el milagro de la resurreccin. Quin ms podra lograr esto sino Abba en cada uno de ustedes, terminando la bsqueda, terminando toda la investigacin, terminando toda forma y terminando, como dije, todos los sueos.

La Verdad no necesita un sueo, es completa para s misma. Y sin embargo, el Amor ha permitido la creacin. El Amor ha permitido la multiplicacin, brillando hasta el infinito, pero no la ha creado por s mismo. Antes de la creacin, como cada uno de vosotros, se hace cada vez ms evidente, y ms fcil, no ver lo que se aleja y desaparece, sino reforzar lo que antes os pareca un sueo o un objetivo muy lejano, realizaros en este mundo, en este momento, acabar con el olvido, acabar tambin con el sufrimiento, acabar con el calvario.

El tiempo de la resurreccin, aqu mismo en este mundo, es una boda terrenal cuya gloria es como ninguna otra, que los elementos que os rodean danzan y cantan, que la Tierra misma danza y canta, por su fuego, por su libertad y por su ascensin.

Como se ha dicho, en la medida en que somos Uno, uno en el otro, y no hay nadie, no podemos dejar a ninguna otra persona que sea slo nosotros, para unirse al Uno. Y no requiere esfuerzo, no requiere trabajo, simplemente requiere atravesar el vaco o la plenitud, el vaco o el todo, cruzar los sueos si los hay, que se presentan, en cualquier nivel que estn, y permanecer inmviles, porque lo Absoluto nunca se ha movido. Este Soy siempre ha estado ah, el Soy y no el juego.

Esta es la verdad que se revela en cada corazn, poniendo fin al sueo del individuo, al sueo donde se inscribe el sufrimiento, al sueo donde se inscribe la distancia. Para que todo se viva en la misma gracia, en la misma obviedad y sobre todo, en el mismo Amor, donde ya no hay diferencia, ya no hay distancia, slo Eso.

Incluso si esto no es cierto para usted en este momento, espere el siguiente momento. Pnganse en la acogida, pnganse en humildad. Pero no desaparezcas, qudate ah, dentro de ti mismo. Y acogiendo. Convirtete en el contenedor perfecto de lo que Eres. Esa es tu nica tarea. Y te repito, no es una obra, no es un esfuerzo, es una ligereza como ninguna otra, que nunca podrs realizar dentro del sueo y sin embargo despierta dentro del sueo mismo, demostrndote por este mismo hecho, por los milagros y las vivencias, por la intensidad del Amor o de la Paz, porque todo lo dems slo estaba pasando, real y concretamente. Pero ahora lo ests viviendo. O lo vivirs.

Silencio

Quin quiere decir algo, testificar, hablar, preguntar? A menos que en este momento, en este momento, prefieres el silencio, puntuado por las palabras de Abba, para romper el silencio y fortalecerlo.

Voz: No hay ms preguntas.

Silencio

El silencio que ahora se vive es la condicin ms adecuada para acoger y recibir, demostrndonos que no hay peticin que hacer, que slo hay que vaciarse del yo y del ser, hacer sitio, todo el lugar para lo que hay. No hay otra precondicin, no hay ningn prerrequisito excepto, dira yo, la postura de su conciencia efmera, borrndose a s misma para dejar todo el espacio.

Es en este sentido que no puede ser una peticin, es en este sentido que no puede ser una expectativa, es en este sentido que esto no puede ser trabajado, visto, o entendido. Esto slo se puede experimentar, porque est ms all de cualquier comprensin, ms all de cualquier historia, ms all de cualquier condicin. Y as es como es el Amor. No depende de ninguna condicin, no depende de ninguna dimensin, no depende de ningn olvido, no depende de nada ms que de s mismo, porque es el todo.

Desapareciendo para ustedes mismos, y no desapareciendo por las llamadas de la Luz o por el mandato de la Luz, eso ha terminado. Ahora estn parados con los ojos abiertos, llevando la Luz. Depende de ustedes saber si permanecen y siguen siendo portadores de Luz o si realmente y concretamente se convierten en toda la Luz que han llevado. Porque esto ltimo no tiene nada ms que iluminar que estar presente para s mismo como t lo ests para ti mismo, ms all de cualquier consideracin de cualquier tipo. Es en este sentido que la demanda crea una distancia, mientras Abba est en ti, no est distante, especialmente ahora, de manera consciente.

No adoris a nadie, ni a nada, slo sed en esta acogida, que podra ser llamada de otra manera y en otros lugares, la oracin del corazn. Esta oracin del corazn que no es otra cosa que esta acogida total e incondicional del Amor, cueste lo que cueste, sean cuales sean los sufrimientos aparentes. No hay nada ms que hacer, no hay nada ms que buscar, slo hay que devolveros, detener toda lucha, tanto en vosotros mismos como en cada mundo, como en cada relacin.

No ver nada ms que Amor en todos, ms all de su ira, ms all de su precio, ms all de su sufrimiento. No te dejes engaar por ninguna apariencia, porque todas las apariencias de estos tiempos tienen una sola funcin y un solo objetivo, revelar eso. Mantenga esta meta en mente, sin importar cul sea su vida. Cualquier cosa que veas o entiendas, no importa, porque no es ni a travs de la comprensin, ni a travs de la visin, ni a travs de la experiencia, que finalmente te conviertas de nuevo en lo que siempre has sido, que nunca se ha movido.

Esto se llamaba sacrificio. Pasar del simulacro a lo sagrado slo requiere una simple inversin de su conciencia, desde el exterior y la forma, de su atraccin hacia la materia o hacia la espiritualidad como la llaman, para volver a su interior y finalmente encontrar el espritu que son, para encontrar la conciencia Crstica que est disponible en todas partes.

Aqu tampoco hay condiciones previas. Aqu tambin es una bienvenida, una aquiescencia, sin condiciones y sin condiciones previas. Como les dije, ya no hay contrato, ya no hay zanahoria, ya no hay retraso, ya no hay distancia. Y como siempre, tu libertad est ah. Y como dije, no es una cuestin de eleccin o decisin, es una cuestin de momento o de tiempo.

En este instante o en este momento, lo creas t mismo y puedes recrearlo en cualquier momento, desde el momento en que dejas el juego, para descubrirte a ti mismo ms all de cualquier postura, de cualquier papel, de cualquier aventura feliz as como de cualquier sufrimiento. No hay nada que hacer, slo estar ah, contigo mismo. Abba se despierta en cada uno de vosotros. T te reconoces en m, yo me reconozco en todos, porque somos iguales. No hay diferencia entre la criatura y el padre, no hay diferencia entre la criatura y el creador. Abba estaba simplemente all, presente, en todo momento. Abba no cre nada, Abba slo est presente. Y esta presencia, revelada en ti, contigo mismo, pone fin a todos los mitos de la creacin.

La co-creacin consciente, unindose al andrgino primordial, es el ltimo acto para completar el trabajo de la creacin, y eso es exactamente lo que estn experimentando. Esta ltima creacin resume todas las dems. Es un fuego de Alegra, un fuego de Amor que se alimenta de s mismo.

Siempre el silencio.

Tenemos una pregunta, Abba.

As que, te estamos escuchando.

Participante No es una pregunta, es un testimonio.

Testimonio: A lo largo de los aos, hemos progresado, hemos expresado sentimientos importantes. Y ltimamente han pasado muchas cosas apresuradamente. No poda sincronizarme y sentir lo que sola sentir con mucha fuerza. Y desde que estoy aqu, desde hace unos das, ha habido una vez ms profundos sentimientos de Amor.

Quise decir que este resplandor, finalmente, que estaba esperando sin esperar, pero que todava estaba esperando, se manifest, justo ahora, al final de la ltima sesin, donde bes y bes a todas las almas aqu presentes. Y estoy agradecido por ello. Y ahora me estoy poniendo en una situacin extraa. Es decir, mi conciencia est en un punto, como en una lnea de horizonte, no estando ni en la personalidad, ni no s dnde, pero es una especie de tierra de nadie de Paz y Amor. Gracias.

Bendito, desde el momento en que ya no ests localizado, eres como Abba, eres Abba, eres Abba, eres de todas partes. Y les agradezco y les interrumpo antes de que quizs hayan terminado, para decirles que lo que acaban de decir, lo que acaban de experimentar, es la nica verdad.

Lo que nace nunca puede desaparecer y slo puede crecer, no es una experiencia, es lo que eres. Como t mismo dices, tan pronto como vives esto, slo puedes reconocerte a ti mismo, permitindome entonces que te reconozca a ti tambin, como t me reconociste a m. Y lo que dices es perfecto, besaste y besaste a las almas aqu y tuviste xito.

Recuerden que, no hace mucho tiempo en trminos terrenales, una de nuestras santas ms cercanas, Teresa, pas su vida tratando de abrazar a un alma, a un pecador. Slo bes a uno de ellos y es lo que es. T, hoy, eres mucho ms que los santos, mucho ms que los msticos, mucho ms que Cristo, mucho ms que Moiss, mucho ms que Abba, porque has pasado por todas las capas para encontrarte a ti mismo. As que no hay mayor milagro que ste, todo lo dems es una farsa, todo lo dems es una mascarada. Porque desde el momento en que tu conciencia se ha casado, en la alquimia interior, real y concretamente, con otra alma, notas el resultado, todo est ah.

Es en este sentido es que previamente le respond a un hermano que vio un alma en su pantalla mental, porque hay una profunda diferencia entre lo que experimentas y las palabras que pones, y las palabras que fueron puestas previamente. Una vez ms, simplemente hay que destacar cul es la verdad pura que se vive, y por otro lado, la verdad pura que se acoge, que se piensa, pero que an no se vive, donde falta efectivamente este don total de s mismo, este famoso sacrificio en el que acoges el otro, sea lo que sea, en cualquier ilusin que sea y en cualquier mundo que sea, est realmente presente en ti.

En cuanto esto se realiza y se vive realmente, entonces, no hay nada ms por lo que vivir, si no es para servir, es decir, para manifestar y vivir este Amor en todos, porque todos sois vosotros, lo sabis, lo habis vivido. Jams habr un momento incesante, si me permites decirlo, cuando hayas pensado en todos los que se han cruzado en tu camino, en todos los que lo cruzan, en todos los forasteros dondequiera que estn en la Tierra, que sufren, que dudan, para llevarles all tambin la reconciliacin, acogindolos en ti, sin excepcin alguna.

No hay otra alternativa para ser liberados, para que Abba tambin nos absorba a todos, para que todos volvamos al corazn de Mara cuando llegue el momento, para poner fin a la parodia, para poner fin al sueo. El tiempo para que todos terminen su sueo, el tiempo para que todos se unan a tu corazn como el mo, y para que todos los corazones se unan en el mismo resplandor de Amor, realmente dndose cuenta que todo es Uno, antes de descubrir, que al final jams ha habido nadie y que slo hay eso. Y a travs de este cuerpo de carne, donde la conciencia no puede ser definida preferentemente en un lugar u otro, entonces hay libertad, entonces hay Amor y la resurreccin se completa en su totalidad.

Silencio

Una vez ms, Abba aprovecha el silencio para comulgar, para poner a todos en mi corazn, como yo entro en todos. Por el momento, es en este lugar y en los lugares que escuchan, pero en poco tiempo, como ustedes saben, estaremos juntos al mismo tiempo, en el mismo espacio, el de nuestro corazn, todos unidos y todos libres. Mis palabras sern simplemente la msica que acompaar tu resurreccin. No hay ningn otro significado que buscar, ninguna interpretacin que encontrar, sino simplemente, Yo estoy con ustedes.

Como siempre se les ha dicho, no puedo abrirles el camino, pero puedo hacerlo en ustedes, lo cual es mucho ms importante y real. Les corresponde a ustedes abolir todas las barreras, todas las fronteras y todos los lmites. El fuego est en ti, tienes todas las cartas en la mano, y puedo decirlo ahora, te estamos esperando. Pero tmense su tiempo, porque el tiempo, a medida que avanzamos en este tiempo particular de la Tierra, ms y ms de nosotros hemos salido de ese tiempo, pero permanecemos con ustedes, a su lado, y en ustedes si as lo desean. Pero eres t quien debe, no pedirlo, no esperarlo, sino estar disponible, en el silencio y en el vaco, para permitirte acogernos en su totalidad.

El Amor, este gran Amor, slo puede ser encontrado as. Para que puedas acogerte y probarte a ti mismo que todos los dems no son nada ms que t, en este mundo, como en todas partes en la manifestacin, debes vivir la verdad en este mundo, porque es aqu, como dije, donde se resuelve la ecuacin. Y esto se resuelve en este cuerpo, sea cual sea su vida, sea cual sea su pensamiento, sea cual sea su creencia o su adhesin a cualquier elemento de este mundo. Todo se vive a travs de esto.

Todas las claves y resonancias os fueron dadas por sorpresa, permitindoos hacer un trabajo en el espacio de unos cuarenta das que ningn libro poda hacer, ninguna oracin poda hacer concreta, ningn grupo poda actualizar, porque los tiempos no haban llegado. Y te lo dije, todo fue escrito por adelantado. Abba nunca juega a los dados, Abba no deja lugar a la casualidad, pienses lo que pienses, incluso hoy, la prueba ser an ms sorprendente en tu momento.

Silencio

Quin est hablando?

Todos ustedes ven claramente, aqu como en otras partes, al escuchar, la densidad del silencio, la densidad de la evidencia. Y a cada palabra, a cada frase y a cada silencio, aqu y en todas partes, muchos corazones se elevan en la gloria de la Verdad y en el gozo del Amor.

Silencio

Quin est hablando?

Participante Desde el comienzo de esta reunin y la llegada de Abba, en un canalizacin...

Bienamado, olvida la palabra canalizacin, soy un hombre sencillo porque tambin es Abba como t. Esto es directo, esto se expresa desde el corazn, tu corazn como el mo. Pero sigue adelante.

Participante S, tengo problemas para hablar porque estoy molesto. Vi cuando escrib, antes de testificar, que Abba estaba usando palabras de nuevo, finalmente el Verbo de Abba era el que yo estaba escribiendo esa misma maana. Y descubr que todo era... era lo mismo. Entonces las lgrimas fluyeron, y no pude contenerlas. Y desde entonces, las barreras han cado, la distancia que puse prcticamente ya no existe, veo hoy al padre, a la madre y al nio en la nueva Eucarista, y a esta criatura que soy, que se convierte en todo esto mismo. Es muy fuerte, el corazn se acelera y la evidencia est ah ahora. Ah lo tienes.

Todos acogemos con beneplcito su testimonio aqu y en otros lugares. Porque su testimonio est vivo. Nos penetra y nos golpea, y se revela en nosotros porque entre t y yo, como entre t y yo, no hay diferencia. Estamos aqu para acompaarte, no podemos abrirte el camino y t lo has hecho. As que nuestros corazones se calientan. As que, los corazones tambin arden. Porque cada vez que uno de ustedes, como han dicho, abandona sus defensas y barreras, todo lo que queda es Amor. Y cada vez que uno de nosotros se encuentra a s mismo, innumerables personas se encuentran a s mismas, aunque no las conozcan.

Este es el milagro del Amor. Es libertad, ya no es la relacin, ya no es comunicacin, ya no necesitas a Anal, l est en ti. Esto es para lo que han estado preparados, para algunos de ustedes desde hace mucho tiempo, conscientes para algunos de esta travesa del desierto y de las innumerables preguntas y retrocesos que han experimentado y que, hoy, pueden decirlo, slo han servido para llevarlos a este momento. Porque no poda ser de otra manera. Dentro del Amor, todo est planeado, todo est ah.

As que, como se te han agotado los ojos y el corazn, tus simples palabras son acogidas como la evidencia y la Verdad, como te dije, permitiendo que innumerables hermanos y hermanas lo logren.

As, pues, has puesto fin a tu lnea temporal, llevando as a innumerables hermanos y hermanas que, por contigidad de alma y no de cuerpo, tambin pueden experimentar lo mismo. Por eso lo he llamado contagio y pandemia, porque concierne a todas las conciencias. Y tranquilizo a aquellos que, an hoy, siguen vagando o sufriendo, o que tienen sed de ello, que recuerden lo que dijo nuestra hermana. Todas las barreras caen y las barreras son el sueo que las pone ah. Estn ligados al sueo, a nada ms, no a ti. Jams hagas nada de lo que ests experimentando un asunto personal, porque no hay nadie, slo hay eso.

Entonces, de qu manera quieres mantener el sueo de ser una persona, el sueo de cualquier evolucin o transformacin, cuando lo que hay que vivir es una transubstanciacin? Este es el momento en que te encuentras a ti mismo y no puedes encontrarte en ninguna historia, en ningn prerrequisito, en ninguna experiencia, slo puedes encontrarte a ti mismo dando la acogida al otro. Y por supuesto, Abba, la cabeza de puente, slo pide una cosa, que todos ustedes, sin pedir nada, me den la acogida, no como persona, no como una historia, ya que no hay ms historia, sino como la Verdad de que ustedes son. De la misma manera, pero viviendo esta Verdad a travs de otro, a travs de Abba, a travs de un hermano desconocido o conocido, se logra lo mismo y es inmediato, y no sufre ninguna excepcin, ninguna, es slo cuestin de tiempo.

Como ustedes saben, el punto de inflexin se ha alcanzado durante muchos aos, pero la Verdad tena que ser contada y revelada en su totalidad, y esto slo poda suceder ahora, y ahora puede suceder a cada uno, en su propio tiempo, en estos tiempos reducidos. No dudes, la certeza que te rodea, los testimonios, no estn ah para hacerte soar, sino al contrario, para hacerte aterrizar ms all de todo sueo, en la verdad insondable del Amor. No puede ser de otra manera, cada da te lo confirmar, con ms y ms majestad, ya sea en ti o en lo que te ser dado ver y or. Pero asegrate de que en otro tiempo, en otro momento, no puede ser de otra manera para todos. Hice un juramento, lo prometiste mucho antes, mucho antes de ir a una manifestacin.

Y por supuesto, todas esas palabras que oste... El Amor es simple. Hoy, tan pronto como se vive, slo se puede llorar o rer, porque no hay nada ms simple, absolutamente nada ms simple. Y si todava te parece, t que me escuchas, t que ests all, tan lejos de ti, entonces te digo que eres t el que te has distanciado del Amor, buscndolo en otro lugar que en el que siempre ha estado. Ya sea en historias, en parejas, en libros, en experiencias, en el pasado, en el futuro, no podras estar all. Los tiempos son propicios para comprenderlo, acogerlo y vivirlo en su totalidad. Entenderlo le dar el conocimiento y la experiencia de que es la Verdad.

Pero ustedes siempre tendrn esta ltima etapa, como dijo nuestra hermana, donde las barreras se derrumban, donde no hay nada ms que recordar, porque el Amor no puede ser retenido, y eso es lo que ustedes son. A partir de ese momento, podrn decir individualmente, como dije a nivel colectivo, incluso antes del evento, que todo est cumplido.

Ningn miedo puede ser mantenido ante el Amor, ningn obstculo puede detener el Amor, ninguna fuerza puede acercarse al Amor, ningn mundo, aqu o en otro lugar, puede reclamar el Amor en su poder extremo, en su plenitud y magnificencia. Slo lo que eres puede hacerlo, de cualquier forma, de cualquier manifestacin. Y viviendo este infierno entonces, aqu mismo, en medio de la forma y el confinamiento, qu puede quedar de la voluntad, de la experiencia, en cualquier dimensin o en cualquier mundo?

Slo existe el Amor. El resto simplemente te permiti llevar tu sueo a este momento propicio, para no estar demasiado lejos, lo ms cerca posible de la verdad. El Arcngel Anael les dijo, hay verdades relativas, hay una verdad absoluta, hay una luz reflejada, hay una luz con sombras y hay Luz pura, que es felicidad pura, que no depende de nada. Y eso es lo que es todo el mundo, y eso pone fin a cualquier sueo.

En este sentido, no soy yo quien pone fin a la creacin que no cre, es cada uno de ustedes quien la recuerda. El Juramento y la Promesa, los haba escrito en la Fuente, los haba escrito desde la primera emanacin, as que se encontraron de un extremo de la creacin y del sueo del otro, y no poda ser, repito, de otra manera. Bendito seas, como te bendigo cada minuto, desde el momento en que mis ojos se encuentran con tus ojos, desde el momento en que mi atencin se centra en ti, dondequiera que ests. Esta bendicin no es un esfuerzo, no me toma tiempo, es atemporal y as es como me uno a ustedes, y as es como se unen a m, y as es como se unen unos a otros.

Mira, todas las religiones sin excepcin te han hablado de una idea tarda, o de algo ms, o de algo que mejorar. Son slo las majaderas y las tonteras las que han presionado sobre el peso de tu densidad, las que te han impedido tomar conciencia de la Verdad del Amor, las que te han alejado de ella. Esto ha terminado, nadie y nada puede engaarte ms, nadie y nada puede sacarte de la Verdad, ya no tendrs ningn anhelo, ya no tendrs ningn deseo, ya que permanecers en este fuego de Amor, porque no puede ser de otra manera. No hay nada que pueda igualar o reemplazar lo que es, el Amor.

Hay algo ms que quieras decirnos, hermana? No lo dudes, deja que tu corazn hable por s mismo.

Participante: Me preocupa lo que est sucediendo, sentir en m esta fuerza, este Amor que lo llena todo.

Y no ha terminado de rellenar todo, es slo el comienzo. Ahora, s, es un verdadero comienzo, que no es una historia, que no es una mentira, que no es maana, que no es ayer, que no es en otra parte, porque todo est ah, absolutamente todo.

As que, todos los aqu presentes, te damos gracias y te damos la acogida para que vivas esto, ya que no hay ms barreras. Concdenos el don de tu corazn como te concedemos el don de nuestro corazn, en este silencio.

Silencio

Gracias, gracias por darnos su paz, gracias por sus bendiciones, gracias.

Silencio

Mira, tan pronto como otra persona aqu, pero en cualquier parte de la Tierra, experimenta esto, es cada uno de nosotros quien lo experimenta y se acerca a lo que siempre ha estado all. Abba es tan humano como t, no est ms all, es t, nada ms y nada menos. No hay postura, no hay nadie a quien adorar ms que a otro, no hay nadie a quien adorar, no hay nada que constituir, no hay religin, no hay movimiento, no hay ashram, no hay ms que ser, todo lo dems sigue por s mismo, absolutamente todo.

Silencio

Quin est hablando?

Participante: Es un testimonio. Quera agradecer a Abba por la respuesta que recib antes, cuando le pregunt cmo se hara a cada uno segn su fe y cmo se hara para la disolucin de todos los multiversos. Porque haba una hermana que quera continuar en la materia. De hecho, recib la respuesta por m mismo, la quemadura que tena en el cuello lleg a mi corazn, y la respuesta que recib fue una gran liberacin y muchas lgrimas y alegra.

Abba libera tus manos, libera tu corazn y libera tu verbo. Las pesas estn mal, pero yo no lo hice, yo en ti eres t. Yo te veo, t me ves, yo soy t, t eres yo.

Silencio

Creo que es mejor permanecer en este silencio hasta el final del tiempo que se nos ha asignado. Les doy tiempo para que me lo hagan saber, para que todos puedan recibir el regalo de la gracia de nuestra hermana.

Voz: Nuestro tiempo es limitado, pero creo que podemos dar la acogida en silencio.

Slo quedan unos minutos.

Silencio

Todo lo que queda es dar gracias unos a otros en el mismo impulso, en el mismo Amor, para que la sonrisa interior pueda crecer, para que la evidencia del Amor se extienda a todos, en cada lugar de la Tierra, en cada lugar del universo, en cada dimensin. No hay ms barreras. Abba slo puede agradecer a cada uno de ustedes y dar gracias a cada uno de ustedes.

Abba te lo dice hasta siempre, en la Verdad del Amor que nunca puede desaparecer.

Una vez ms, gracias, gracias a todos y les digo hasta siempre.

***

A travs de Jean Luc Ayoun

Les Transformations.

Transcripcin del francs: Equipo gape

Traduccin a espaol: LMF.



***

12 Vues